Línea de pinturas

El sistema tintométrico se ha convertido en un elemento muy necesario para nosotros, los que deseamos escoger el color exacto. 

Básicamente se trata de una máquina, manejado por un sistema informático, que prepara el color exacto de acuerdo a una carta de colores. El sistema se encarga de agregar a una pintura base, la cantidad de tintes adecuados para los litros necesarios. Nos vemos beneficiados gracias a que disponemos de la tonalidad que queramos de una forma rápida. 

 Si desea hacer una simulacion online de colores, puede hacerlo en el simuador que ponemos a su disposicion Simulador Tkrom o bien empleando Simulador de ambientes de ANADECO

El espectrofotómetro

 

Supongamos que deseamos un color exacto de acuerdo a una muestra que tengamos en papel, o cualquier objeto. Una de las posibilidades es compararlo con las diversas muestras hasta encontrar la que más se le parezca. La otra es usar el espectrofotómetro, un pequeño aparato que detecta el color de cualquier superficie y lo pasa al computador del sistema para que prepare la tonalidad indicada.

Subcategorías

1. ¿Tienes una fuente de inspiración?

Mira revistas y usa fuentes de Internet, como blogs y Pinterest, para recopilar imágenes que despierten tu imaginación. También puede resultarte útil coleccionar muestras de telas, pintura y empapelados.

Cuando tengas una colección de imágenes que representen el estilo que te gusta, reúnelas; muy probablemente empieces a ver un patrón en los tipos de colores y tonos que te atraen.Incluso podés usar estas imágenes para crear un collage.

 

2. ¿Qué muebles vas a dejar en la habitación?

¿Vas a conservar la alfombra, las cortinas, los almohadones o los muebles existentes? Si son de colores neutros, es muy probable que no afecten los colores con los que pintes la habitación.

Si vas a conservar muebles o accesorios que sean de un tono osado o brillante, quizás puedes usar este color como punto de partida para elegir tu paleta de color.

 

3. ¿Cómo se usará el espacio?

Definir la función de la habitación te ayudará a determinar el tipo de ambiente que quieres crear.

¿Vas a decorar un dormitorio que solo se usará para descansar o también se utilizará para trabajar o estudiar? ¿La cocina solo se usará para cocinar o también recibirás invitados en el mismo espacio?

Al hacerte estas preguntas en el comienzo del proceso de decoración, vas a poder delimitar el tipo de espacio y el tipo de ambiente que quieres crear.

 

4. ¿En qué horario del día se usa más la habitación?

¿La habitación se usará mucho en la mañana, la tarde, el anochecer o durante todo el día?

La cantidad de luz natural que recibe la habitación afectará la forma en que se ven los colores en el espacio. Si una pared recibe luz del sol directa durante el día, quizás puedes usar un tono más fuerte que el del color que elegiste para evitar que se vea gastado por la luz brillante.

 

5. ¿En qué dirección está orientada la habitación?

Si la habitación da al norte, probablemente recibas una cantidad limitada de luz natural. Para equilibrar la luz débil de la habitación, la mejor opción es elegir tonos cálidos y pálidos para las paredes, como celeste, amarillo prímula o rosa bebé.

Por otro lado, las habitaciones que dan al sur, en general reciben mucha luz natural; algunas incluso pueden necesitar tonos más fríos para ayudar a equilibrar el resplandor.

 

6. ¿Cuál es la fuente de luz principal?

Al igual que la luz natural, el tipo de luz artificial que usas en la habitación influenciará de gran manera la forma en que se ven y se perciben los colores.

Por ejemplo, la luz halógena irradia una luz blanca y clara, que tienda a mostrar el color más verdadero.

En esta categoría se encuentran todo tipo de pinturas que requieren cumplir algún tipo de homologación o requerimiento

  • Recubrimientos epóxidicos para interior de tanques. Homologados por Sanidad.
  • Protección de pavimentos.
  • Relleno de coqueras, grietas, juntas, etc.
  • Pinturas epoxi, poliuretanos, clorocauchos, sintéticos, etc, para conservación industrial, pintado de maquinaria, etc.
  • Impermeabilizantes.
  • Imprimaciones para hierro, aluminio, galvanizado, etc.
  • Recubrimientos epoxi al agua.

 

 

 

Cómo elegir pintura para fachadas

Las fachadas se estropean fácilmente debido a la exposición a la lluvia, al sol, al polvo, a la contaminación y a los microorganismos como el moho. Para reparar las grietas, desconchados, manchas, etc. y dejar la fachada como nueva es importante preparar adecuadamente la fachada y elegir la pintura en función de factores como la resistencia o la cubrición. 

En resumen

  • El deterioro de las fachadas no es un problema solo estético, sino que los daños pueden hacer que penetre la humedad.
  • El trabajo de pintado varía según se trate de una fachada nueva o dañada. En caso de fachadas nuevas la superficie debe estar limpia y seca; en las antiguas hay que reparar las grietas y desperfectos. Para un mejor acabado aplica una capa previa de imprimación.
  • Las pinturas pueden ser acrílicas (fácil aplicación), de hidropliolite (no necesita imprimación y está indicada incluso para fachadas en mal estado) o de siloxane (repele el agua y es antimoho).

Tipos de pintura para fachadas

Por su composición y prestaciones (duración, resistencia...) distinguimos cuatro tipos de pintura para fachadas.

• Acrílica. Dentro de estas podemos encontrar versiones de entre 1 y 3 años de duración, de 5 o de 8, en función de su resistencia a la intemperie. Destacan por su fácil aplicación.

• Hidropliolite. Este tipo de revestimiento, de 12 años de duración, ofrece una excelente resistencia a la intemperie y adherencia, de ahí que no necesite una mano previa de imprimación. 
Apta incluso para exteriores en mal estado (excepto madera y hierro), está indicada sobre todo para fachadas arenosas y situadas en climas secos.

• Siloxane. Ofrecen 15 años de duración y resistencia extrema a la intemperie. Impermeable, repelente al agua y antimoho, está indicada especialmente para climas extremos y muy húmedos. Además es autolimpiable con la lluvia. 

Qué tener en cuenta antes de elegir

Antes de elegir la pintura de la fachada tenemos que tener en cuenta algunos factores:

1- ¿La fachada está en buen o mal estado? Si lo que queremos es reparar una fachada en mal estado no nos vale cualquier pintura sino que debemos elegir un revestimiento de hidropliolite apto para fachadas dañadas. 

2- Zona meteorológica. Si la vivienda se encuentra en una zona en la que llueve a menudo debemos fijarnos en la resistencia al agua de la pintura y optar por una impermeable que incluya, además, conservantes antimoho y antiverdín. Si, por el contrario, está ubicada en un lugar seco y soleado es recomendable elegir un revestimiento resistente a los rayos UVA. 

Además debemos atender también a otras prestaciones que influyen en la duración de la pintura y en el tiempo que invertiremos en el proceso de pintado. 

-Nivel de cubrición. A mayor cubrición menos capas hay que aplicar, lo que conlleva un ahorro de tiempo, esfuerzo y dinero.  

-Rendimiento. Este valor mide los m2 que cubre la pintura por litro. A mayor rendimiento menos pintura deberemos utilizar. 

-Adherencia. Una excelente adherencia implica no tener que aplicar una capa previa de imprimación, necesaria para evitar que la pintura se agriete.

Calcula la cantidad de pintura

Para calcular los litros de pintura que vas a necesitar para pintar tu fachada tenemos que saber los m2 de pared a pintar. Para ello multiplicamos el ancho del muro por el alto y le restamos la superficie de puertas y ventanas. 
Ten en cuenta también el número de capas que vas a aplicar.

Prepara tus fachadas antes de pintar

Antes de pintar una fachada antigua es necesario preparar la superficie. Diagnostica los posibles problemas de la fachada con este consejo para llevar a cabo el tratamiento necesario. De ambos depende que el daño no se vuelva a repetir así como la duración y prestaciones de la nueva pintura.

Síntomas   PruebaTratamiento
Cuarteado 

  Con un cúter o destornillador marca   líneas profundas horizontales y
  después verticales. Realiza esta   operación con tiempo seco y
  superficie seca
Si el revestimiento se cae, aunque sea parcialmente, será necesario
retirarlo del todo y preparar un producto de acabado
mucho más microporoso

Superficie 
polvorienta   

  Pasa la mano sobre la superficie Si se mancha lava la pared a alta presión (40 bar) antes de comprobar
la porosidad del revestimiento

Porosidad   

  Vierte agua sobre el muro
  con tiempo seco y a la sombra
Si absorbe el agua inmediatamente o deja solo un cerco de humedad,
aplica un fijador al revestimiento.

Adherencia

  Golpea los bordes de las fisuras y   abultamiento con un martillo. Si la superficie suena a hueco, debes eliminar las partes despegadas
antes de aplicar un relleno. Hay que esperar 30 días antes de pintar encima.

Fragilidad   

  Repasa las superficies deterioradas   con un cepillo de raíces. Si la pintura se desmenuza, elimina
todas las zonas con mala adherencia
y aplica un fijador.

Manchas   

  En las zonas húmedas del muro   pueden aparecer musgos y líquenes. Si existen microorganismos, musgos,
líquenes o mohos,hay que cepillar la superficie y después lavar a alta presión
antes de aplicar un producto que los elimine.

Horario

De lunes a viernes

Mañanas de 8 a 13
Tardes de 15 a 18

Teléfonos 922 570673- 922 571950

2017031843.png
 
Sello de adecuación a la LSSI y LOPD
Back to Top